Top

Presentaciones efectivas en 5 minutos

Presentaciones efectivas en 5 minutos

Primero que todo, el Power Point no te hará la pega. Y si no dominas el tema, menos aún.

La presentación visual es solo una herramienta de apoyo a tu presentación, pero el que debe impactar y convencer eres tú. La audiencia no perdona a un locutor de apoyo a la ppt, sino todo lo contrario. Por eso aquí comparto contigo una humilde receta de tres cucharadas y a la papa. Porque te aviso también que tu audiencia en las nuevas empresas es cada vez menos paciente con el tiempo y mucho más exigente con el objetivo de cada reunión.

Cucharada 1:

Título original con una imagen poderosa capaz de representar la idea central de lo que quieres transmitir. Junto a un buen speech tuyo por cierto. (Y de paso te evitas textos innecesarios).

Cucharada 2

Tres ideas fuerza como máximo (ni una sola más). Tu audiencia no va a retener más que eso, que son las que debes llevar a su esencia. Y cada una la puedes reforzar con imágenes originales, gráficos limpios o películas breves. Lo demás está en tus manos.

Cucharada 3

Conclusiones convincentes. Debes ser capaz de llevar a la médula todo lo expuesto, reforzando tus ideas fuerza con una frase memorable que invite a sumarse al desafío. Pero ojo, con los pies bien puestos en la tierra. La sensatez es más poderosa y empática que tus pretensiones de ser el nuevo Steve Jobs.

¿Y la papa?

 

 

Aquí algunas papitas que te pueden ayudar.

– Preséntate primero desde la perspectiva personal y luego desde lo profesional. La cercanía debe partir por casa.

– Conoce con anticipación a tu audiencia para empatizar con algún recurso de conexión emotiva.

– Interactúa con ellos de manera permanente. Nada mejor que una interrupción efectiva para lograr mayor atención y poder profundizar tus ideas desde la mirada de la audiencia.

– El cierre es clave. Busca la forma “más tuya posible” de resumir el cambio que quieres generar y que no es posible sin el apoyo de cada persona a la que le hablas en ese instante.

– Revisa tu presentación una vez más de lo pensado. Siempre es posible resumirla aún más.

Y otras papitas que te recomiendo evitar:

– Si no tienes talento como humorista, no pretendas romper el hielo con un buen chiste mal contado. Dar pena no es la idea ¿verdad?

– No te compliques con palabras rebuscadas, solo lograrás marcar distancia. La horizontalidad en los equipos de trabajo es lo que se valora hoy.

– Olvídate de los efectos de power point que sólo distraen generando grasa innecesaria en un apoyo visual que siempre debe ser poderoso pero liviano.

– Olvídate también de las minutas. ¿O necesitas un ayuda memoria para recordar lo que dominas?

– Ojo que el apoyo visual o ppt no te debe robar la película. El protagonista siempre debes ser tú.

En CBR hemos apoyado a muchos gerentes de primera línea con coaching y desarrollo de presentaciones efectivas, pero siempre potenciando la identidad propia de cada presentador, porque disfrazarlo puede ser el peor error.

Sin Comentarios

Publicar un comentario